Espacio Artístico, Político y Cultural en Valencia.
“Blanc i Negre” es un espacio periodístico donde se publican...
Panorama Cultureta en un programa de Radiodifusión sobre el...
Base de datos artistas. Comunidad Comkal
Esta sección es una base de Datos donde puedes encontrar...

Chemtrails mentales

Imagen de Amparo Climent
Vie, 13/06/2014 - 16:36 -- Amparo Climent

Por Amparo Climent

Me pregunto cómo adaptamos la retórica a nuestra vida diaria, cómo lo que pensamos y sentimos lo aplicamos en el día a día para que las palabras se conviertan en actividad y realidad, porque es muy sencillo ser revolucionario en opiniones y pensamientos sin que éstos se lleven a cabo.

Es natural oponerse a todo aquello que conlleva un deterioro de nuestros derechos, de nuestros principios como seres humanos, porque es algo que nos rebela de forma innata por nuestra misma condición, pero también veo que en muchas ocasiones se tropieza con la dificultad de llevar a la práctica de forma coherente este pensamiento.

Entonces, ¿somos constantes en el día a día en afianzar las ideas, que junto con los demás, establecerán interés y acciones que nos ayuden a conseguir lo que buscamos o deseamos para nuestra sociedad? Encontrar opciones no siempre es fácil cuando se intenta convocar o construir, a veces surgen dificultades a la hora de conectar, de explicar propuestas, y se puede caer en una inercia, en un simple dejarse llevar y esperar acontecimientos.

Como seres sociales que somos recurrimos al desahogo, utilizamos las redes globales para hacer críticas, compartimos opiniones y lanzamos ideas, pero realmente estos actos no son suficientes, no condicionan voluntades, no alcanzan la empatía comunitaria y colectiva, y si lo hacen muchas veces queda reducida al perímetro endogámico de quienes opinan de igual forma, y aún así acotado en el limitado vínculo entre un teclado y una pantalla de ordenador. No se rompe el nudo que nos ata al cómodo sillón de nuestra casa cuando lo que buscamos es promover un cambio en la mentalidad de la sociedad.

Se debe empezar por uno mismo en cuanto a participación y actitudes consecuentes, ser conscientes de nuestras posibilidades, originar actos en lugar de delegaciones. No se trata de elevarse por encima de los demás, ni de erigirse en dar clases de ideologías, sino de encontrar la manera en que el pensamiento enlace con el de otras personas, y esto se puede aplicar en cualquier faceta, para lograr lo que hoy por hoy nos es tan necesario y que tanto nos están menoscabando, como son nuestros derechos como trabajadores, ciudadanos y seres humanos en general.

Ante esta evidencia, ¿cuál es la razón que no permite la unificación, el cierre de filas ante la avalancha de problemas, la falta de ayudas, y el desprecio generalizado al que nos someten el gobierno y los políticos?

¿Acaso nos estarán realmente envenenando con “chemtrails mentales”?