Espacio Artístico, Político y Cultural en Valencia.
“Blanc i Negre” es un espacio periodístico donde se publican...
Panorama Cultureta en un programa de Radiodifusión sobre el...
Base de datos artistas. Comunidad Comkal
Esta sección es una base de Datos donde puedes encontrar...

De gloria, de mujeres y de fuertes

Imagen de IsadZaid
Sáb, 16/05/2015 - 13:53 -- IsadZaid

Ficha artística:
Reparto: Nina Romero y Arantzanzu Pastor
Dirección: Elena Fuertes
Fotografía: Inma Ribelles
Vestuario: Estíbaliz Gonzalo

“De gloria, de mujeres y de fuertes” es un recital de poesía llevado a obra escénica. Con la fuerza que le dan sus dos protagonistas, esta obra nos hace un recorrido por las diferentes etapas y facetas del trabajo de Gloria Fuertes.

Nina Romero nos muestra esa cara de Gloria más reflexiva, melancólica y a la vez irónica y soñadora. Arantzanzu Pastor con una voz que al cantar te pone los pelos de punta nos revela esa cara crítica y reivindicativa.

Como en el trabajo de la poetisa esta pieza teatral hace referencia a todos esos temas que impregnan su obra, la guerra, el amor, el miedo son una constante, así como a sus obras infantiles.

El escenario que cabanyal íntim proporciona a esta obra, una casa preciosa y muy bien conservada en la Calle de la Reina, te hace sumergirte en el relato, sentir de cerca cada palabra, cada verso. A tan solo un metro de las actrices la profundidad de sus miradas se siente de verdad. Cuando Nina se pone en frente del público y te mira a los ojos, su expresión, su prosa te envuelven.

“De gloria, de mujeres y de fuertes” es una alegoría al olvido histórico que esta gran mujer ha sufrido, “La gente la recordara por la imitación que le hizo de ella Martes y Trece”, se lamenta una de las protagonistas.

“Nací para poeta o para muerto,
escogí lo difícil
-supervivo de todos los naufragios-,
y sigo con mis versos,
vivita y coleando.

Nací para puta o payaso,
escogí lo difícil
-hacer reír a los clientes desahuciados-,
y sigo con mis trucos,
sacando una paloma del refajo.

Nací para nada o soldado,
y escogí lo difícil
-no ser apenas nada en el tablado-,
y sigo entre fusiles y pistolas
sin mancharme las manos.”