Espacio Artístico, Político y Cultural en Valencia.
“Blanc i Negre” es un espacio periodístico donde se publican...
Panorama Cultureta en un programa de Radiodifusión sobre el...
Base de datos artistas. Comunidad Comkal
Esta sección es una base de Datos donde puedes encontrar...

En blanco y negro, Basilovich

Imagen de Amparo Climent
Dom, 24/05/2015 - 12:23 -- Amparo Climent

Hay imágenes que recrean nuestros sentidos, autores con los que podemos descubrir emociones dejando llevar nuestra percepción más allá de las líneas, los colores y los diseños.

José Ramón Basilovich es un artista sorprendente, un pintor valenciano de enorme realismo figurativo, y con una personalidad creativa única e innovadora. Sus obras realizadas al óleo y en escala de grises, de gran significado y peculiaridad, nos muestran trabajos de una belleza natural, sencilla, y con una palpable y penetrante sensualidad, que observamos a través de nuestros sentidos liberados, admirando la estética que emite cada una de sus pinturas, involucrándonos con la sensibilidaddel autor y con la lírica que desprenden.

Durante estos días, y hasta el próximo 30 de junio, podemos disfrutar de la obra de Basilovich en la exposición que está presentando en el Café QArt, en Guillem de Castro n° 80, de Valencia, un espacio acogedor en el que nos dejaremos cautivar por la expresividad y natural precisión de los trabajos del autor.

A la hora de acercarnos al arte deberíamos hacerlo siempre huérfanos de ideas, y en la obra de Basilovich esta necesidad nos vincula directamente con las emociones, buscando la entidad artística que se esconde detrás de la técnica, emociones que dejan de ser terrenales aunque nos conectan claramente con la vida.

Os invito a conocerlo, a visitar su exposición, dejando que nos alcance cualquier realidad que seamos capaces de percibir, la que surge de las obras de Basilovich y que enlaza de forma automática nuestras propias sensaciones con las del autor, pues con sus pinturas el artista nos transmite la sustancia de su interior para que nosotros la interpretemos. Sólo en ese momento, cuando percibamos el camino que el pintor nos convoca a recorrer, nos sentiremos totalmente involucrados en lo que los ojos ven, en su obra, en su absoluta esencia y realidad.

Amparo Climent