Espacio Artístico, Político y Cultural en Valencia.
“Blanc i Negre” es un espacio periodístico donde se publican...
Panorama Cultureta en un programa de Radiodifusión sobre el...
Base de datos artistas. Comunidad Comkal
Esta sección es una base de Datos donde puedes encontrar...

Estados perversos

Imagen de Oscar Cusano
Lun, 04/08/2014 - 09:44 -- Oscar Cusano

Al compañero Emilio

Estados Perversos:

El chaval solitario de Patraix, en Valencia, cansado de buscar trabajo en el laberinto español, mira hasta con risa como el telediario le dice que el paro está bajando, mientras su generación se sube a los aviones,

La piba porteña y apagada del Bajo Flores, que hastiada de esconderse del padre abusador, de la familia desconfiada, de las autoridades recelosas, juntó toda la desesperanza posible, y se mandó a mudar fugándose por la nariz del fondo,

La garota de Ipanema que dejó la samba y ahora trapichea el oro de los turistas en las playas de Río,

El pana de la comuna Manrique en Medellín, donde Gardel tiene su avenida ilustre, se mantiene tumbado de pegamento por la avaricia que los administradores de la pobreza le impusieron desde niño,

La pequeña pupila de Puerto bolívar, en Quito, entristecida de ir y venir por la calle Selva Alegre buscándose más la muerte que la vida,

El botija del arrabal de Peñarol, en Montevideo, cuyo padre perdió su puesto en los talleres del ferrocarril, y que desalentado de tanto desaliento, vio como se le escapaba el tren que ya no paró más en esa estación ni en ninguna otra,

El huevón del barrio 18, en Santiago, que por pedir justicia fue ajusticiado en la clandestinidad de la noche,

El mocoso de San Lázaro, también conocido como la zona de los leprosos, en Lima, que hastiado de chuparse la madre, fue prendido a la tarde por los pacos policías en su verga borrachera padre, y ya no se supo de él,

El chamaco guey de los suburbios de los distritos mágicos de México, donde el principal acto de magia consiste en mantenerse vivo y sobrevivir a la chingada pinche bronca de unos mierdosos pinches narcos,

La escuálida regazza Napolitana que atraviesa la peligrosa barriada de Scampia, sin siquiera saber qué extraño paquete lleva encima, a esa hora tan desarraigada como ella misma...

Todos estos pibes reclusos de la desgracia propia, abandonados de la mano de dios aunque Francisco se empeñe en bendecirlos gratis,

Mientras los gringos de Wall Street siguen cortando la tarta con la misma mano derecha de siempre,

Mientras la Troika se viste de Troika y Troika nos avasalla,

Mientras en los parlamentos del mundo los políticos gimen de dolor al mismo tiempo que cuentan mentalmente las cifras del dinerito en Suiza,

Mientras los “negritos de mierda”, a decir por el excelentísimo edil de la ciudad de Buenos Aires, al momento de pasar con su lujoso automóvil plateado por las villas miserias olorosas y mal vestidas de la capital, , al momento de pensarse un discurso espontáneo y comprometido, al momento de meterse una raya de blanca paraguaya,

Mientras la clase media niega la realidad por ignorancia, por comodidad o por la simple cobardía de su condición.

Mientras los representantes de la clase obrera, hablan de buscar nuevas herramientas,
cuando ya casi no quedan oficios.

Todos estos chicos y chicas

presos de un sistema siniestro de perversión imperialista,

fruto de la comodidad de cien viejos decrépitos y extraviados mentales,

de cien familias antinaturales,

todos ellos inocentes por brotar de sus madres también inocentes,

todos ellos puros hasta conocer la verdad,

la verdad de sus leyes, que no son más...

Que las leyes de la esclavitud,

y para ellos,

y para nosotros,

no existe otra ley,

que la ley violenta de la calle...

La misma macabra ley implantada a los chicos palestinos en sus camas,
mientras el maná de bombas asesinas
les cae desde el cielo en nombre de la libertad,
mientras la humanidad protesta en las redes sociales,
mientras el mundo entero
pierde la poca decencia que le queda.