Espacio Artístico, Político y Cultural en Valencia.
“Blanc i Negre” es un espacio periodístico donde se publican...
Panorama Cultureta en un programa de Radiodifusión sobre el...
Base de datos artistas. Comunidad Comkal
Esta sección es una base de Datos donde puedes encontrar...

La sombra del pasado

Imagen de Amparo Climent
Mar, 19/08/2014 - 03:09 -- Amparo Climent

La señora Rita Barberá, desde su particular Olimpo cutre y dictatorial, de nuevo proyecta su sombra abusiva y avasalladora sobre la sociedad valenciana. Tal vez sea su pasión por un pasado que nunca se fue, la de la trillada pose de la teja y mantilla, o el atrevimiento que le proporciona el poder que ostenta desde el ayuntamiento, o quizá su anacrónica arrogancia, o la evidente falta total y absoluta de ética, lo que le ha llevado a rechazar la demanda presentada por la oposición para, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, retirar las diferentes distinciones concedidas por la ciudad a personajes tales como Franco, Carrero Blanco, Rincón de Arellano, y otras 21 personas más.

Para ello no ha tenido inconveniente alguno en ignorar dos informes académicos presentados por la Clínica Jurídica por la Justicia Social de la Facultad de Derecho, y el departamento de Historia Contemporánea de la Facultad de Geografía e Historia, ambas de la Universitat de València. En dichos informes se señala que, dado que “no existe duda alguna de que los personajes distinguidos llevaron a cabo actuaciones que quebrantaron los principios de democracia, libertad y pluralidad política”, la ley obliga al ayuntamiento a tomar medidas para la retirada de menciones conmemorativas de exaltación personal y colectiva, “de la sublevación militar, de la guerra civil, y de la represión de la dictadura”.

Sin embargo, la prepotencia de nuestro ayuntamiento quiere prevalecer sobre la ley, y por eso es que la señora Barberá, no conforme con los informes de la Universidad, y en una clara maniobra para que la normalización histórica y democrática no sea un hecho, va a solicitar la opinión de los abogados municipales antes de tomar una decisión. Parece ser que a ella y su consistorio, no le es suficiente con la verdad escrita en la historia, prefiere conjeturar demostrando una vez más el despotismo que caracteriza a nuestros gobernantes.

La oposición ya ha anunciado que, en caso de ser desoída, acudirá a los tribunales. Mientras tanto Rita simula ser la protagonista de aquella canción de Cecilia: “Sería la novia en la boda, el niño en el bautizo, el muerto en el entierro, con tal de dejar su sello”.

Amparo Climent