Espacio Artístico, Político y Cultural en Valencia.
“Blanc i Negre” es un espacio periodístico donde se publican...
Panorama Cultureta en un programa de Radiodifusión sobre el...
Base de datos artistas. Comunidad Comkal
Esta sección es una base de Datos donde puedes encontrar...

Las Sillas contra el hambre

Imagen de Amparo Climent
Mar, 14/10/2014 - 23:41 -- Amparo Climent

Cuando se consigue superar la frustración, la ansiedad, la apatía que genera el desempleo, aparecen nuevas ideas y estructuración de la propia vida, para intentar sobreponerse a esa situación crítica y sus consecuencias. Eso es precisamente lo que Toni Carrión ha puesto en marcha. Desempleado desde hace cuatro años, decidió arrinconar la fatalidad y el aburrimiento para buscar soluciones, demandar apoyo social, aspirando a mantener la dignidad que todo ser humano se merece. Con esa finalidad se creó las Sillas contra el hambre.

¿Cómo nació la idea de las Sillas contra el hambre?

En un momento me di cuenta que hay mucha gente, que pasándolo mal, parece que no quiere resolver sus problemas. Es gente que solo está ahí con su historia, con su ego, quieren hacer cosas, pero no se resuelve nada. Entonces pensé que teníamos que organizarnos nosotros, la gente que está desempleada, que es realmente la que está sufriendo, pues si nosotros no nos organizamos, nadie lo va a hacer. Éste es el quinto lunes que nos reunimos.

¿Cuál es la labor que quiere llevar a cabo las Sillas contra el hambre?

La labor sería fomentar la unidad de los parados, que se vea que hay un grupo de personas que se están moviendo por los propios intereses personales de los desempleados, es decir, tener un trabajo, una vida digna como pueda tener cualquiera, y esa es la idea para que se nos vayan sumando cada vez más parados.

¿Qué relación hay con otros movimientos sociales?

El movimiento no es mío propio, ahora mismo participan distintas asambleas, como la de desempleados de CGT, también participa la RSP, también hay gente de Stop Desahucios, gente de Izquierda Unida, pero su participación es a título individual, porque la idea es que seamos las personas, nosotros mismos, quienes cojamos las riendas de nuestra vida, sin esperar que venga alguien y nos lo arregle, debemos ser nosotros mismos.

¿Qué resultados se esperan a medio plazo?

Espero fomentar, crear una gran red de desempleados dispuestos a movilizarse para realizar una acción de desobediencia civil, para pedir un trabajo o una renta básica que nos permita vivir con dignidad, y que todos tengan la seguridad que al participar en esa acción, a ningún compañero se le va a dejar tirado.

¿Qué valoración haces de estas jornadas hasta ahora?

Pues muy buena, muy buena porque lo que en un principio era una idea de “vamos a hacernos ver”, pues hay cada vez más aceptación por parte de la gente, y cada vez se están sumando más personas, se generan debates, y eso también es bueno, se ocupa la calle, aunque sea por un rato ocupamos este espacio, y lo veo muy positivo. Quizá a lo mejor me gustaría que fuera más deprisa el resultado, pero bueno, es que hay gente que está muy apática, no sé si es que no hay confianza, pues nos han engañado tantas veces que muchos pensarán, “bueno, siempre se va a engordar a alguien con estos actos”, pero en este caso, la diferencia nuestra es que lo que pedimos lo pedimos para nosotros, no pedimos el voto para nadie, ni se habla de elecciones, sino que simplemente somos parados, desempleados que somos conscientes de que, o tenemos un trabajo o una renta, o la vida para nosotros se ha terminado, y por eso venimos a pedir nuestro derecho a la vida.

¿Qué mensaje darías para terminar?

La unidad del pueblo es fundamental para que no nos aplasten. El poder cuenta con que somos tontos y egoístas, con que tenemos tanto orgullo que vamos a ser incapaces de unirnos, entonces debemos demostrar que somos capaces de dejar de lado nuestros egoísmos y orgullos para unirnos todos, y que vale la pena, vale la pena intentar cambiarlo todo, porque si podemos conseguir que la renta básica sea una realidad, o que haya trabajo para todos, si podemos lograr eso, luego ya podremos conseguir otras muchas cosas, pero todo a través de la unidad, si nos unimos para esto nos podemos unir para todo, es fundamental que nos separemos de partidos y otras historias, primero es la unión nuestra, y luego ya vendrán otras cuestiones.

Las Sillas contra el hambre, se reúnen todos los lunes, a las 11 horas, en la Pl. del Ayuntamiento de Valencia.

Amparo Climent