Espacio Artístico, Político y Cultural en Valencia.
“Blanc i Negre” es un espacio periodístico donde se publican...
Panorama Cultureta en un programa de Radiodifusión sobre el...
Base de datos artistas. Comunidad Comkal
Esta sección es una base de Datos donde puedes encontrar...

Volcán Azul, mi despedida de Cabanyal Íntim

Imagen de Amparo Climent
Lun, 19/05/2014 - 01:47 -- Amparo Climent

Por, Amparo Climent.

“¡Volcán despierta! Algo raro pasa debajo de tu falda... ¡se mueve! ¿Qué será?, ¿qué será? Desde el cosmos hasta el fondo del mar, miles de sonidos, gestos, melodías... nacerán”.

Acompañando la estupenda interpretación de Begoña Tena, y la música de Joan Mei, esta tarde he asistido a una de las últimas representaciones del Festival Canbanyal Íntim.

Ciertas imágenes resultan consoladoras para la vista, algunos sonidos son un alivio para la mente, y casi sin darnos cuenta, se establece una línea directa entre nuestro interior y ese plano lúcido y abstracto en el que se recrean los sentidos. Sentada en el suelo, escuchando las risas de los niños y niñas que disfrutaban junto a sus jóvenes papás de la bonita obra, y en compañía también de mi hija, mi “niña de 24 años”, ha sido muy fácil percibir y experimentar los colores, las extensiones, los diseños, el mensaje que con una sencilla naturalidad nos confirma que efectivamente el lema del Festival “Entre la realidad y el deseo”, no es un pensamiento imprudente, sino una verdad imposible de eludir.

Volcán Azul nos hace retroceder a la infancia, sobrevivimos a través de la fantasía, y sucumbimos a la certeza de que detrás de cualquier forma existe todo un mundo lírico, el que hoy en día casi es una obligación buscar.

Gracias Volcán Azul, gracias Cabanyal Íntim, y gracias a todos los artistas que han hecho grande este festival de teatro urbano e íntimo, donde el espíritu del barrio permanece vivo, como antes lo estuviera, como se espera siempre esté, y firmemente comprometido con su situación social. Todo un lujo cultural a orillas del Mediterráneo, al alcance de cualquiera, y que nos sitúa en un punto predominante y diferente frente a la realidad cotidiana. Momentos especiales en los que nos despojamos de todo lo ordinario y simplemente nos dejamos arrastrar por la sensibilidad que une de forma natural nuestro ser con el arte.